Diamanti como ejemplo

21 Jul

De todos los “ismos” con los que me identifico (Marxismo, Positivismo, Realismo, Institucionalismo) el que sin duda es mas compatible con el resto de mis creencias, prácticas y expectativas es el Diamantismo. Alessandro Diamanti, nacido en Prato en el ano 1983 es actualmente el jugador más brillante del penoso West Ham al que llegó el ano pasado proveniente de un también penoso Livorno. Diamanti pertenece a ese grupo de jugadores que no importa la calidad que tengan o lo bien que lo hagan, están destinados a jugar siempre en equipos mediocres. Desde el ano 1999 Diamanti ha jugado en 7 clubes regresando al Prato tres veces. De ahí, el Prato, es de donde lo rescató en la temporada 2007-2008 el Livorno gracias al buen ojo del Pistoise Fabio Galante, y ahí, vestido de amaranto, es donde sorprendió primero a los aficionados Livorneses y luego parece que también a algún que otro entrenador de equipos de medio pelo de la Serie A. Como resultará obvio a cualquier aficionado del Calcio, ningún entrenador ni director deportivo de equipos como el Inter, la Juve, el Milan o ni siquiera la Fiore se fijaron en él. En el Inter estaban ocupados construyendo la aburridísima squadra tricampeona en el 2010 – “demasiado fantasioso” – debieron pensar. En la Juve estaban atareados diseñando el infernal equipo guiado primero por el carismático Ferrara y luego por el alegre Zaccheroni. En el Milan, Diamanti a sus 27 anos era simplemente demasiado joven y sin lesiones para poderlo fichar (la lógica Berlusconista tiene su propia racionalidad), además, después de que Ronaldhino hiciera “il giuramento del tavolino” (para el que desconozca este hecho histórico, Ronaldhino al final de la más que mediocre temporada 2008-2009 del Milan, se subió a una mesa en el vestuario de San Siro y delante de Berlusconi y el resto de sus compañeros juró que volvería a ser el mejor jugador del mundo. Se desconoce sin embargo si él o alguno de los que le creyeron estaban sobrios) no habría que fichar a nadie, él por si solo llevaría al Milan a la conquista de su décimo-octavo scudetto. En la Fiore en cambio, su director deportivo Corvino se aplicaba en la búsqueda de nuevas joyas futbolísticas por los mercados balcánicos, ah, y también en el fichaje de cracks como Marchionni y Castillo.

En el West Ham Diamanti no lo ha tenido fácil. Zola a veces lo sacaba de titular, a veces lo metía de revulsivo el la segunda parte, a veces lo ponía en la banda y a veces le dejaba hacer lo que quisiera. El Pratese siempre era el mejor, lo que no bastó para que los Hammers casi se fueran a la First Division. Ahora parece que a Diamanti lo quiere otro equipazo, el Brescia. Veremos que pasa. En la ciudad de la leche (nadie se acuerda del Brescialat?) podría compartir delantera con otro de los grandes infravalorados del calcio, “il bomber” Andrea Caracciolo. Si el fichaje no se confirma siempre habrá alguna que otra squadra al fondo de la clasificación que apueste por él. En cualquier caso entre “perdentes” anda el juego.

 

Diamanti

SúperMario debe volar

21 Jul

Sin duda uno de los culebrones estrella en el inusualmente tranquilo calciomercato de este verano de 2010 es el pretendido traspaso de Mario Balotelli a la Premier League inglesa, donde los dos poderosos clubes de Manchester pelean por hacerse con sus servicios, aunque en las últimas horas parece ser que son los citizens de Roberto Mancini los que están a punto de cerrar su traspaso por una cifra sensiblemente inferior a €30 millones. 

La figura de Balotelli, desde su fulgurante debut con el Inter en diciembre de 2007 (Cagliari-Inter, 0-2), ha estado siempre salpicada de polémica, ya sea debido a su evidente falta de madurez, su fuerte temperamento o las singulares características que rodean a su figura como deportista, como es la de ser un atleta de color de padres africanos, nacido en Sicilia y con pasaporte italiano (Mario fue adoptado por la familia lombarda Balotelli cuando apenas tenía 3 anos de edad). Este hecho, que no deja de ser cada vez más habitual en el deporte mundial de élite y particularmente en el fútbol-como demuestran los exitosos casos de la selecciones francesa o alemana, o los más cercanos para nuestro fútbol como han sido Senna o anteriormente Donato, Engonga o Catanha-ha demostrado ser una barrera para la consagración de Balotelli como el bambino prodigio que todo el mundo del fútbol italiano adivinaba en él. Constantes y repetidos casos de cánticos racistas contra Balotelli (por mucho que medios y profesionales del calcio se empeñen en minimizar) sumados al controvertido carácter del jugador; la mala influencia de algunas de las personas de su entorno (es especial la de su representante Mino Raiola, también conocido como l’ex pizzaiolo re del calciomercato*) o el choque con egos de descomunal tamaño como el de su ex-entrenador José Mourinho han acabado por crear una mezcla explosiva que ha provocado que la brillante carrera de Mario peligre por la aparición de constantes noticias extra-deportivas que no han hecho sino desestabilizarle. Éste ambiente viciado en torno al delantero de origen ghanés ha acabado provocando el divorcio total entre el jugador y la afición neroazzurra (Balotelli arrojó la camiseta del Inter con desprecio al suelo al concluir el Inter-Barca de Champions como respuesta a los continuos abucheos de la grada) y la exclusión de la lista mundialista de Lippi para el recién concluido Mundial en Sudáfrica (hecho por el cual Balotelli debería estar eternamente agradecido visto el desastre de la nazionale).

Es por la suma de todos estos factores que Desde la Curva considera un acierto pleno, tanto para Inter, Manchester City o selección italiana como para el desarrollo personal y profesional del jugador, la posibilidad de un cambio de aires y un traspaso a la Premier League. Entre otras muchas ventajas (juventud, ambición, margen de mejora), en Manchester se reencontraría con Mancini, el entrenador que le hizo debutar en Seria A y que podrá de alguna forma apadrinar su llegada al fútbol inglés. También el hecho de encontrarse con mucha menor presión mediática (en Inglaterra no existen los diarios deportivos ni los programas radiofónicos de deporte) y de integrarse en una sociedad mucho más tolerante y abierta como la británica debería desembocar en la explosión deportiva de uno de los mayores talentos jóvenes del fútbol mundial. Good luck Mario!

* Mino Raiola, el ex-pizzero ahora rey del calciomercato

Balotelli

La era Prandelli

16 Jul

El día 30 de mayo, antes del sonado fracaso de Italia en el Mundial de Sudáfrica, se anunció que al frente de la Nazionale italiana se situaría el ya ex-entrenador de la Fiorentina Cesare Prandelli. El paso de Prandelli por el equipo toscano (2005 – 2010) no puede calificarse de otra manera que de éxito absoluto, ya que, a pesar de la ausencia de títulos, el equipo ha alcanzado la cuarta plaza en tres ocasiones y ha tenido un digno papel en competiciones europeas, alcanzando las semifinales de la extinta UEFA en 2008 y cayendo en 2010 en octavos de final de Champions League víctima de un lamentable arbitraje contra el Bayern München, que no obstante a la postre sería finalista de la competición. A Prandelli la Fiorentina debe no sólo el haberse afianzado de nuevo en la Serie A después de sus múltiples problemas financieros y su refundación en 2002, sino también su gran labor al frente del servicio técnico, con grandes nombres como Toni, Frey, Mutu, Gilardino (catapultado en el Parma de 2004 – 2005 de la mano del mismo Prandelli), o los más recientes Vargas y Jovetić, que confirmó lo que se espera de él en el mejor partido del año 2010 de la Fiore, la victoria por 2-0 contra el Liverpool de Benítez. Por otro lado, la unión de Prandelli con los tifosi viola y con la ciudad ha sido siempre total gracias al compromiso de este con el club y a su insistencia en la creación de unas instalaciones deportivas y sociales concordes a la grandeza de la que debería hacer gala un equipo como la Fiorentina.

Sin embargo, es probable que su andadura como ct (commissario tecnico, seleccionador) llegue en un momento prematuro de su carrera teniendo en cuenta su corta experiencia como entrenador de elite.  Por otro lado, la apuesta de la FIGC es clara y no deja lugar a dudas: Prandelli debe ser el encargado de renovar un equipo con una altísima media de edad y en el que el futuro ahora mismo es extremadamente gris, como ha quedado patente en Sudáfrica. Ardua labor la que espera al técnico lombardo, sobre todo si consideramos que los últimos cinco scudetti han sido ganados con bastante autoridad por el Inter, un equipo en el que sólo constan tres jugadores italianos en plantilla, dos de los cuales, Materazzi y Toldo, se hallan en el ocaso de su carrera deportiva. En cualquier caso: in bocca al lupo,* Cesare Prandelli.

Cesare Prandelli

* “In bocca al lupo” es una expresión italiana utilizada para desear buena suerte.

Presentación

16 Jul

Bienvenidos al blog de estos tres fanáticos del calcio. ¿Por qué un blog sobre fútbol italiano? La respuesta: ¿por qué no? Somos tres investigadores españoles (dos teóricos del derecho y un historiador) que viven en Italia desde hace más de dos años, tiempo durante el cual hemos aprendido muchas cosas del calcio, de los italianos, y de cómo los italianos comprenden su fútbol y el de los demás. No pretendemos ser una autoridad sobre la materia, y seguro que algunos de los que nos leáis sabréis más sobre algunos de los temas que tratemos, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de ofrecer nuestro particular punto de vista sobre la liga de uno de los países  donde se vive el fútbol de un modo más similar al nuestro: Italia.